lunes, 12 de marzo de 2012

32 -LAS TIENDAS DEL BARRIO (II) - PRODUCTOS DE ENTONCES



    Poco a poco fue desapareciendo la venta de leche a granel y empezaron a venderla  embotellada. Nosotros solíamos comprar la Ram, Letona o Rania, en la lechería que había enfrente de casa, donde los dueños eran gallegos. Tenían teléfono, y por 3 ptas. te dejaban hacer una llamada, pero cuando la comunicación se alargaba demasiado,  dejábamos 6.


La botella de Rania 
costaba 11,70 ptas.



     El café lo compraba mi madre en Cafés Cayle, una tienda que había en Sant Pere més Baix. Luego lo molíamos en casa, en nuestro molinillo.


A los niños nos gustaba moler
el café en esos molinillos

   Cuando desapareció el Cayle,  lo compraba en una tienda de la calle Arenas de San Pedro, que la llevaba un matrimonio. Acabó llevándola solamente la esposa, ya que su marido desapareció un día de la Mercé, en el que desafiando el temporal y los avisos de peligro, se dispuso a navegar en su pequeña barca. Al cabo de un tiempo encontraron la barca cerca de Mallorca, destrozada y vacía. De él nunca más se supo, y su mujer no pudo ser oficialmente viuda durante muchos años,  al no encontrarse su cuerpo.

     Alguna vez nos ponían un dedito de café, o nos hacían "suaus" con café y gaseosa.

 La espuma del "suau" la comíamos
 con cuchara

    Pero lo que siempre tomábamos con la leche era Nesquik, nunca fuímos niños de Cola Cao.
Mis hijos siguieron con
el Nesquik

  El Cola Cao lo comprábamos cuando regalaban algo, como la caja metálica que usaba mi madre para poner los útiles de costura, hilos, botones, tijeras...

En casi todas las casas había una
    
    A la leche también le poníamos, a veces, Afin o Eko, que a mí me gustaba mucho.

 Un bote de Eko, de entonces


    Algunos domingos, para desayunar, íbamos a comprar nata a la granja que había en la calle Giralt Pelliser, que era conocida como la calle del Pilón por tener dos de estos a la entrada y salida de la calle para que no pasaran los coches. Tenía una enorme pintura en una de sus paredes en la que se veían unas vacas pastando. Llevábamos un plato en el que ponían la nata tapada con un papel, y luego pasábamos por la pastelería y comprábamos un trozo de coca tierna con azúcar por encima.

       Con el chocolate "a la pedra", mi madre nos hacía chocolate deshecho, y si teníamos nata lo convertíamos en un suizo.

Chocolate "a la pedra"


    En casa, a la hora de comer se bebía agua, entonces siempre era del grifo, o gaseosa Familiar que la comprábamos en el bar Papiol.
Ni Caseras ni Revoltosas.
La gaseosa, Familiar

   Muy de tarde en tarde, algún domingo nos tomábamos un Trinaranjus en el bar Papiol, debajo de casa, y aún recuerdo el envase original de los primeros refrescos.


Antigua botella de TriNaranjus,
la llamaban "tricollons"


    A veces me enviaba mi madre a comprar una libra de  "pilaricas cocidas" a la tienda de legumbres cocidas de la Trini, en la calle Fonollar, o la de Pedro en la calle Alvarez de Castro. Esta última tienda aún contínua hoy día, la llevan unos familiares.

        En las tiendas de legumbres solían regalar a los niños una pequeña paperina con unos pocos garbanzos cocidos, ¡y qué buenos los encontrábamos!, sobre todo el último que estaba chafado y encrastrado al final de la paperina y costaba cogerlo. Ya podía poner mi madre a la hora de comer los mismos garbanzos que nunca los encontraba tan apetitosos.

Las pilaricas son unas judías
 pequeñitas y redondeadas

   En la mayoría de tiendas te daban, según el importe que gastabas, los cupones de "El ahorro del hogar" que los ibas pegando en una libreta que te daban. Cuando teníamos unas cuántas libretas llenas, íbamos al establecimiento que tenían cerca de Rda. San Antoni y las cambiábamos  por artículos para el hogar, como ollas, vasos, platos, barreños, etc.
Disfrutábamos yendo 
al Ahorro del Hogar
  Cada vez que mi madre nos enviaba a comprar algo, nos avisaba: "¡Que te den los cupones!". En algunas tiendas eran generosos y te daban alguno de más, pero en otras, si te descuidabas, ni te los daban.
¡Cuántos cupones hemos
pegado!


   Para limpiar el baño y los fogones de la cocina, se utilizaba polvos Vim. También para los culos de las sartenes y las ollas.
Y para los metales y los cristales, Netol. El muñeco de la imagen tenía una inconfundible sonrisa.
Limpiametales

  En la calle Carders, casi enfrente del Bar Mundial, estaba la droguería que tenía salida también a la calleTantarantana y la llamaban "Las Drogas". En esa tienda comprábamos la pintura y nos prestaban unos rodillos de goma con relieves diferentes, así pintábamos la pared de un color y luego pasábamos el rodillo mojado en otro color y quedaban unos dibujos muy bonitos.

Había rodillos con
diferentes dibujos

La pared de la habitación,
pintada con el sistema del rodillo.
Julia estaba disfrazada para una fiesta

Juanito y nuestro vecino Jordi
disfrazados para la misma fiesta

   Justo al lado había una tienda de comestibles cuyo tendero era casi ciego y atendía igual que su mujer, incluso pesaba los artículos en una balanza sin cristal y a través del tacto sabía lo que marcaba la aguja. Ahí mi madre compraba paquetones de "trozos de galletas". Vendían las galletas rotas de las fábricas y los días que venían trozos de barquillos o galletas de coco o chocolate nos gustaban más.


Utilizaba una balanza así, 
pero sin vidrio

   En invierno, después de calentarnos con los braseros de carbón, pasamos a la estufa de petróleo, y más tarde a la de butano. Mi tío Pepito tenía una catalítica, que a mí me gustaba más porque ponía las manos en ella y no quemaba.

Igual, igual que la nuestra,
una Super Ser

    La Super Ser duró muchos años, y mi hijo Jordi, cuando tenía 10 meses, un instante en el que tuvimos un descuido, se hizo una gran quemadura con ella en una mano, pobrecito mío.  Y en ese momento llevaba la chichonera puesta para prevenir los golpes en la cabeza... 


Mi hijo Jordi y mi padre

       También llegó la asadora Carmela, en la que se hacía carnes y pescados a la plancha, y también se utilizaba para tostar el pan, porque en mi casa no teníamos tostadora. ¡cuántos bocadillos de frankfurt que hemos hecho en ella!

Costaba 35 ptas.
Yo aún la llamo Carmela

   


26 comentarios:

Mª Trinidad dijo...

Hija mía:
La historia es tan similar , la leche iba yo dos veces al día a la lechería con vacas con una lechera de dos litros, así que en casa babíamos cuatro litros diarios, si iban mis hermanos, nos quedábamos sin desayunar, siempre la tiraban y yo siendo la más pequeña de cuatro, yo era todo terreno, me gustaba hacer las cosas bien y sobre todo ayudar ...En Sabadell, en la cruz de Barberá, enfrente justo de la pastelería La Palma, me acuerdo ahora mismo del olor de las vacas...
Luego las quitaron por ser antihigienicas?;la hervía mi madre tres subidas y la nata de arriba le ponía azúcar y estaba riquísima, y estábamos la mar de sanos.
La leche embotellada, no me gustaba, la notaba aguada y el sabor no era el mismo.
Con los demás productos en casa eran similares, del precio ni me acuerdo, tienes una memoria prodigiosa,lo del tricollons, no lo he oído hasta hoy, y la Trini, de las legumbres mucha gracia me ha hecho,nosotros somos de Cola-Cao, y lo de la Carmela, me he acordado cuando tú lo has escrito.
Buena memoria y mejores recuerdos querida Montse, y muchas gracias por recordárnoslo.
Un beso.

Mari-Pi-R dijo...

Que cantidad de buenos recuerdos que tienes Montse, yo apenas te puedo decir nada, lo que mas recuerdo es cuando pasaban por la casa para vendernos la leche a granel, esto me gustaba, ya que bajaba con mi abuela y miraba como la ponían en la jarra.
Besos

Montse dijo...

Mari Trini, enfrente de La Palma hay ahora una enorme tienda de chinos que te siguen por toda la tienda por si le robas algo, yo ni entro ahí.
Cuando yo vivía en Barberá, por la zona de Can LLobet era un descampado enorme, y pasaba un cabrero con cabras y yo iba con mi hijo cuando era pequeño y la lechera a comprar leche que la ordeñaba allí mismo el hombre. Todo eso pertenece a otros tiempos ya, pero algunos lo hemos vivido. Lo de tricollons lo he sabido hace poco, yo no tenía ni idea de ese nombre, pero la verdad es que lo veo adecuado,jeje.
La próxima vez que "quedes" con George Clonney, avísame ¿Eh?
Un beso, guapa.

Montse dijo...

Mari-Pi-R, a vosotros os pasaban por la calle con la leche, que buen recuerdo también ir con tu abuela a recogerla, de una manera u otra los recuerdos están ahí. Un beso.

Mª Trinidad dijo...

Que más quisiera yo en quedar con un hombre tan hermoso, fué por que trabajé en el evento en Montjuïch, y estábamos todas locas de trabajo y de contentas, se tomó una copa de Wisky de malta Grenfidis, y a la media hora se fué de allá, y me dijeron que se fué a cenar al Tragaluz, un buen restaurant de la zona alta, y nos lo presentó una relaciones públicas del evento, porque él ya se pasaba de largo, iba al grano, y gracias a ella, nos besó en la cara y lo cuento porque tengo testigos de ello, si no ni lo diría, en el fondo da verguenza, estábamos todas...Y hace años de eso, el año que estrenó La Tormenta Perfecta.
Volviendo a la leche,es verdad que tenían costumbre los pastores de vender leche recien ordeñada delante de tí, antes en la Cruz, habían muchos pastores, habían alrrededor como cuatro masías, yo tenía una amiga de la masía donde estaba el campo de fútbol, El Comercio, y habían unos almendros y nos dejaba comer almendras, ella me enseñó a hablar Catalán, se llamaba Montse, como tú y tenía dos bicicletas, y nos dábamos unos paseos con las bicis y otras amigas, entonces no nos dejaban juntarnos con los niños, jugaban aparte, y nos íbamos hasta el campo de aviación, ahora aeroclub, y me acuerdo que cerca de su masía, había como un castillo precioso, eso ya pertenecía a Santa María de Barberá...Jó, me haces recordar muchas cosas con tu lindo blog, te doy las gracias, un abrazo.

Miquel dijo...

y los cupones se canjeaban en la calle Floridablanca , creo...¿ o esos eran los del Trebol ? jajaja

Gemma dijo...

En mi casa todavía entra el Nesquik.
!La caja de loa hilos! Negra y con chinitos. (Los hilos siempre liados)
A mi los garbanzos no me gustaban; pero !Que buenos estaban los de la paperina!
Cuantos recuerdos!!
Gracias por refrescarnos la memoria, guapa. Un besazo

Júlia dijo...

Cuantas tiendas teníamos cerca de casa... demás de clientes eramos vecinos, sabíamos el nombre de cada uno de ellos y de algunos las penas y alegrias compartidas.

Que gracia ver esas fotos de los productos que utilizamos en nuestra niñez y juventud, algunos de ellos ya han llegado a los nietos.

Además del "suau", en casa tambien bebíamos leche con grosella Santa Fe, que era muy dulce y buenísima.

Y que buena la nata del Pilón, donde también hacian unos melindros únicos.

Como saboreamos (núnca mejor dicho) la capacidad de recordar que tienes, es increíble que recuerdes tantísimas cosas.

La tienda del Ahorro del Hogar donde ibas a escoger los regalos, era tan grande que lo relacionas con un hipermercado actual, entonces nos llamaba la atención por las grandes dimensiones y la gran cantidad de objetos que se exponian.

Pobrecito Jordi, que gran quemada se hizo con esa estufa quema niños, cuantos llevaran la señal en las manos de la Super Ser.

Bonitos recuerdos de hace un "pilón" de años. Besos

Montse dijo...

Ese castillo que dices, Mari Trini, debe ser el que hay cerca de la estación de Barberá, mi hijo solía ir con el colegio de excursión allí, y al lado del aeropuerto están haciendo ahora un gran polígono comercial con un IKEA.
¡Qué suerteee, lo conociste!
Bona nit y un beso.

Montse dijo...

Es verdad Miquel, en algunos comercios daban los del trébol, pero nosotros no los cogíamos, luego daban los del Spar, creo que más tarde.
Yo no sabía la calle pero a mi madre le sonaba por esa zona. ¡Saludos!

Montse dijo...

Y yo siempre ordenaba la caja de los hilos, desenredaba los hilos pero duraba poco. Qué malas éramos para comer nosotras dos, teníamos que haber ido todos los días a la tienda de legumbres, ¡por lo menos nos comíamos los garbanzos que nos daban!
Besos.

Montse dijo...

Es verdad, Julia, la grosella Sta. Fe que comprábamos en la calle Claveguera y la tomábamos con leche fresquita. Y la leche de almendras que al papa le gustaba tanto.
El Ahorro del Hogar era muy grande, era la tienda más grande que conocíamos aparte de los grandes almacenes.
Mi jordi, pobrecito, la quemada que se hizo, y qué bueno era, que cuando lo llevábamos a curar cada día ni lloraba siquiera.
Aún queda un "pilón" de cosas que contar.
Besos.

Josep dijo...

Montse, hoy si que no se porqué las cosas me quedan muy lejos. Piensa que en esto de los disfraces, por ejemplo: acuerdate que disfrazarse en casa muy bien, pero el disfraz estaba prohibido, por lo cual esto ya no tenia ningún sentido porque no podias salir a la calle. Lo de los cupones, como el resto de las cosas me acuerdo de todo Se cambiaban al lado de los almacenes El Barato. La leche cuando ya no dejaron venderla en las vaquerias, la comprabamos en lo que luego seria la RAM, era La Lactaria Española en la Rambla del Poblenou, y la llevaban en camiones. Esta era su tienda.

Un petó

Montse dijo...

Josep, sería el año 66 ó 67, y los disfraces eran para una fiesta privada en algún local que alquilarían, mi hermana salió a la calle con el vestido de china debajo del abrigo, asegurándose bien de que no se veía el disfraz, y mi hermano se disfrazó seguramente en la misma fiesta como todos los demás. Ni siquiera eran nuestros los disfraces, se los dejó a mi madre la señora donde iba a hacer faenas a su casa, eran de lujo, muy bien confeccionados. El carnaval, ya sabemos que estaba prohibido entonces, ¡no me quedaba yo con ganas de disfrazarme por la calle ni nada!
Un petó.

Mª Trinidad dijo...

SÍ MONTSE, ERA CERCA DE LA ESTACIÓN DE BARBERÁ, NO ME DIGAS QUE ESTÁ TODAVÍA, SI ESTÁ, ESTA SEMANA SANTA VOY A VERLO, DIME MÁS O MENOS, IRÉ CON LA RENFE,Y ME BAJO EN SANTA MARÍA DE BARBERÁ, PIENSA QUE POR RENFE DESDE EL SIGLO PASADO NO HE IDO, VOY CON LOS FERROCARRILS CATALANS, Y SEGÚN ME ACUERDO CREO QUE TIENE AHORA QUE QUEDAR CERCA DEL BARICENTRO, ME EQUIVOCO?
PORFA, DIME DONDE ESTÁ SITUADO, MIRA LO VOY A VER CON EL GOOGLE MAPS, A VER Y TE LO DIGO AHORA, QUE SE QUE ESTÁS OCUPADA, Y A VECES SON TONTERÍAS MÍAS, PERO AYER ME HICISTE ACORDARME.UN BESO

http://es.wikipedia.org/wiki/Barber%C3%A1_del_Vall%C3%A9s

Pero que fuerte, solo quedan cuatro piedras...
Mira el enlace, ya no voy a ver esa ruína, qué decepción me he llevado, tú sabes lo bonito que era?

Castillo de Barberá del Vallés

El Castillo de Barberá del Vallés se encuentra en la ciudad homonima de la provincia de Barcelona, Cataluña.

Hacia el año 1005, el testamento del vizconde Guitard, pariente de Borrell II, que habla del castillo de Barberá, divide la propiedad entre la sede de Barcelona y la basílica barcelonesa de San Miguel Arcángel.

Como todas las fortalezas del país, el castillo pertenecía al conde de Barcelona; la propiedad del castillo pasó a los Ribes, más tarde a los Moncada y, por último, en 1599 Felipe III se la cedió como favor a los Galceran del Pinós. En 1702, Felipe V nombró a Galcerán de Pinós primer marqués de Barberá. (Hits: 719)

http://www.castillos-de-espana.com/details.php?image_id=14442


Lo siento, no iré, un beso gracias...

Montse dijo...

Qué lástima, Mari Trini, que en estos años haya desaparecido casi por completo, yo ni recuerdo haberlo visto, fíjate, y si lo he visto, como eran cuatro piedras ni sabía lo que era. Lo siento, un beso.

Timewind dijo...

Hola ! Soy Enric Vazquez; viviamos en la calle Fonollar. Diria que en el num 24. En un 4º 2ª, seguro. Delante de la tienda de patatas y verduras y frutas del Sr. Higinio. Nací en el 57.
Me ha emocionado leer el comentario de Montse sobre la tienda de legumbres de Trini. Nunca la olvidaré. Siempre nos daba una paperina de garbanzos.....
Iré aportando detalles que vaya recordando...
Salut i pau.
Enric

Montse dijo...

Hola Enric, me ha hecho ilusión tu comentario, ya que hace algunos años que dejé de escribir el blog y no esperaba que nadie lo leyera aún...
No recuerdo la frutería del Sr. Higinio de la calle Fonollar, pero sí la charcutería de la Rosita, la perfumería del Paco, la panadería de la Sra. Isabel...Y el pasaje que daba a Fonollar y Gombau donde cambiábamos los tebeos.
Gracias Enric y un saludo!

Timewind dijo...

Hola Montse; mi madre iba a fregar a la perfumería del Sr.Paco. Y el pasaje lo recuerdo muy bien. Alla habia una tienda de electrodomésticos del Sr. Enric, que tenia amistad con mis padres y nos vendió los que teníamos en casa. Mi abuela me enviaba al pasaje a comprarle el tebeo de Roberto Alcázar y Pedrin, je je.
Tambien recuerdo que ibamos a comprar hielo para la nevera a la bodega de la Calle Fonollar/Pza. de San Cucufate y lo cortaban con un garfio. Y recuerdo ir a la lechería de la calle Gombau a comprar " un petricó de llet ". Ni idea de que cantidad es eso. Miraré por internet....
Los sabados por la noche, Leo, nuestra vecina, nos bajaba al bar del lado de casa para ver " Los Intocables de Elliot Ness", con Robert Stack como protagonista principal. En blanco y negro, por supuesto....

Salud y paz !

Montse dijo...

Enric, nosaltres comprávem el gel a la bodega de Carders amb Jaume Giralt, el tallaven amb una mena de guillotina i per dos o tres pesetes omplien la galleda que portavem..La feina era meva per portar la galleda intentan no donarme cops a les cames! jejeje.
El Paco de la perfumería tenía una neboda, Marisol, que un cop es va quedar vidu va anar a ajudarli a la botiga, la recordes?
Una veina en feia anar a comprar un petricó de conyac al Leandro, un bar de Jaume Giralt. Com tú, no sabía que era un petricó, ara, gracies a Internet �� sé que es 2'35 l. quasi un quart.
Els primers tevisors del barri els van comprar els bars, esclar..Nosaltres anavem al Papiol, que el teníem a baix mateix.
Gracies Enric! Salut!

Timewind dijo...

Hola de nou Montse; ara dubto sobre la bodega on anava a comprar el gel.Et sona que hi hagués una al nostre carrer quasi cantonada amb Carders ?. Potser me la he inventat i la confonc amb l altra....
Em sembla que tu i jo viviem o a la mateixa escala o un al costat del altre. La meva estava, baixant desde la Trini, per entendren' s anant direccio Carders, un cop passada la plaçeta i les galeríes, a ma dreta. O sigui, estava entre les galeries i el bar, que, suposo deu ser El Papiol que tu anomenaves. A la mateixa vorera i després del bar, hi havia una sala de futbolins, a tocar de la Plaça de San Cucufate. Consultaré al meu germà gran i ma mare sobre botigues i noms.Com viviem en el pis mes alt, teniem accés al terrat. El del costat, direcció Carders, tenia un colomer; era aquella la teva escala ?

Per cert, en Jaume Giralt vivia un company de cole i amic; era Jordi Torres, rostre pàlid i veu aflautada. Varem fer junts la comunió ( com tots els nens i nenes del barri ) en l' esglesia San Francisco de Paula. He trobat un blogg que es diu : Barcelofília. Inventari de la Barcelona desapareguda. Hi ha fotos de l' esglesia de St. Francesc de Paula. La varen enderrocar al 2002.Una llàstima... Et deixo l' enllaç del blogg : https://barcelofilia.blogspot.com.es/

Seguim en contacte.
Una abraçada.
Salut i pau.

Montse dijo...

Hola Enric, el meu carrer era Jaume Giralt, sortint de Fonollar i pasant per la "repla" i el carrer petitó Arc de Sant Cristofol, et trobaves devant mateix amb el bar Papiol, a aquest edifici vivía jo..Ja no existeix, con tants altres del barri.
Pero el Fonollar, igual que el Gombau, era el eix del barri per comprar perque hi había tota mena de botigues.
Sí que hi había una bodega al teu carrer, aprop de la teva escala, i segur que es on compraves el gel..La memoria no et falla, jeje.
Quan vaig començar a treballar, als quince anys, pasava cada día per Fonollar a buscar a la meva amiga i companya de feina (tenía dos germans i potser els coneixíes, la familia Iniesta Bosch, vivíen devant de la placeta que estava al costat del pasatje) per anar juntes a la feina que estava al carrer Pelai, una farmacia preciosa que ja no existeix, la farmacia Miguel Pujol.
Aquest amic teu del meu carrer no el conec, potser els meus germans, els preguntaré...
Jo també vaig fer la comunió a Sant Francesc de Paula, l'any 1963. Llavors anava a l'escola de noies que hi había devant mateix de l'esglesia, es deia O.P. de la mujer. La meva mare anava a fregar l'escola els dissabtes i com a l'epoca hi había cole aquest día també, ma germana Julia i jo ens quedavem amb ella fins que acabava. Era divertit, tot el cole pero a nosaltres! Quins temps...Es agradable recordar.ho.

Una abraçada Enric.
Salut i pau (m'agrada aquesta frase..)

Timewind dijo...

Hola ! Hi havia uns safareigs en Carders oi ?. Ma mare, com totes les veines, hi havía anat, fins que vàren arribar les primeres rentadores. Davant de la Trini, al carrer Claveguera, o sigui, Mestres Casals i Martorell ( on vaig nèixer, primer portal a l' esquerra), crec recordar que hi havía una carbonería o drapaire...et sona ?. ). Mes amunt, direcció a Baixa de Sant Pere, a mig carrer hi havía altra bodega.I una font a l' altra vorera. En aquell temps els grans ens ficaven la por al cos parlant del Home del Sac, que s' enduia a la canalla que no feia bondat. Serrat retrata molt bé aquest personatge, en la seva cançó " El Drapaire ", del seu primer disc.....
Has vist les fotos de la " nostra" esglesia en el blogg Barcelofilia ?.

Salut i pau.

Montse dijo...

Hola Enric, a Carders no ho recordo, pero a Jaume Giralt hi había dos, a Tantarantana també, i a Portal Nou. Aquest estaba a baix de la escala del meu col.legi Academia Pelayo, ja no existeix l'edifici, el safareig tenía altre sortida a Cortines. El barri estaba plé de safareigs, una llàstima que hagin desaparegut...
Recordo perfectament el carboner devant de la Trini, feia cantonada, i sempre que pasava amb la meva mare ens saludava amb un somriure.
A Claveguera hi había la bodega, el bar on anavem a comprar horchata a granel, l'herbolari on comprávem sucre candi, regaliu, petards per la revetlla, cucs de seda..I la font on anavem a buscar aigua quan la tallaven.
Continuaré, ara no tinc gaire temps..
Gracies, Enric!

Anónimo dijo...

hoy he visto casualmente este madnifico blog. Me acordaba de todo perfectamente , hasta del tendero que desapareció,....Magnífico el recopilatorio y la ilustración con que acompañas los recuerdos. si no me equivoco Enric Vázquez iba a mi colegio de la calle Virgen del Pilar .Colegio Minerva ,yo recuerdo a un niño que era mi amigo en parvulitos de la Srta Mari Carmen ....no sé si será el mismo.

También hice la comunión en la misma iglesia pero el 1 de mayo de 1965
Yo tambien me llamo Montse.

Saludos a todos

Montse dijo...

Muchas gracias Montse, por tu comentario. Tienes buena memoria si recuerdas un amigo de párvulos! A ver si Enric se da por enterado y te saluda por aquí..😊. Gracias, y un saludo!